28 de jan de 2008

el duende



de um disco lindo, Suerte, de Abed Azrié, não posso deixar de partilhar alguns excertos de um belo texto de Federico García Lorca, o grande poeta Granadino, escrito em Havana, em 1930... mas tão actual... como a beleza da sua arte

"Eso tiene duende"

«Manuel Torre, gran artista del pueblo andaluz, decia a uno que cantaba: " Tú tienes voz, tú sabes los estilos, pero no triunfarás nunca, porque tú no tienes duende."
En toda Andalucía, roca de Jaén o caracola de Cádiz, la gente habla constatemente del duendey lo descubre en cuanto sale con instinto eficaz. El maravilloso cantaor El Lebrijano, creado de la Debla decía: " Los cías que uo canto com duende no hay quien pueda conmigo", la vieja bailarina gitana La malena exclamó um día oyendo tocar a Brailowsky un fragmento de Bach:
" Olé! Eso tiene duende!"
Todos los artes son capaces de duende, pero donde encuentre más campo, como es natural, es en la música, ena la danza y en la poesía hablada, ya que estas necesitan un cuerpo vivo que interprete, p0orque son formas que nacen y mueren de modo perpetuo y alzan sus contornos sobre un presente exacto.»

E mais à frente diz escreve Federico:

«En toda la música árabe, danza, canción o elegía, la llegada del duende es saludada con enérgicos "Alá, Alá"! "Dios, Dios", tan certo del Olé! de los toros, que quién sabe si será lo mismo; y en todos los cantos sel sur de España la aparición del duende es seguida por sinceros gritos de "Viva Dios", profund, humano, tierno grito de una comunicación con Dios por medio de los cinco sentidos. »

citando depois um velho mestre guitarrista:

"El duende no está en la garganta, el duende sabe por dentro desde la planta de los pies"

"Este "poder misterioso que todos sienten y que ningún filósofo explica", es, en suma, el espíritu de la tierra.
"Aquí no nos importan las facultades, ni la maestría. Nos importa otra cosa"

como disseram um dia quando «la cantaora andaluza Pastora Pavón, La Niña de los Peines, sombrío genio hispánico, equivalente en capacidad de fantasía a Goya o a Rafael el Gallo, cantaba en una tabernilla de Cádiz»


em que os ouvintes permaneciam calados


«Entonces La Niña de los Peines se levantó como una loca, tronchada igual que una llorona medieval, y se bebió de un trago un gran vaso de cazalla como fuego, y se sentó a cantar sin voz, sin aliento, sin matices, con la garganta abrasada, pero... con duende.

La Niña de los Peines tuvo de desgarrar su voz porque sabía que la estaba oyendo gente exquisita que no pedía formas, sino tuétano de formas, música pura con el cuerpo sucinto para poderse mantener en el aire. Se tuvo que empobrecer de faculdates y de seguridades; es decir, tuvo que alejar a su musa y quedarse desamparada, que su duende viniera y se dignara luchar a brazo partido Y cómo cantó! Su voz ya no jugba, su voz era un chorro de sangre digna por su dolor y su sinceridad.»




neste tempo de materialismo tão usurpador, de racionalismo tão violento... o espaço para a alma, para os sentimentos, o espaço autêntico da Vida...!









Nenhum comentário: